Proyecto Camino al Referéndum

¿Qué es el Referéndum?

Primera propuesta: sobre la Junta Nacional de Justicia, antes CNM

Segunda propuesta: financiación a las organizaciones políticas

Tercera propuesta: sobre la reelección inmediata de parlamentarios 

Cuarta propuesta: sobre la bicameralidad en el Congreso 

Entrevista al Dr. Luis Castillo

¿En qué consiste el Referéndum convocado por el actual presidente? ¿Por qué es tan importante?

Los ciudadanos tenemos el derecho fundamental a participar en la vida política del país. Para hacerlo efectivo senos ha reconocido constitucionalmente una serie de instrumentos, entre ellos el referéndum. A este significado jurídico se le debe añadir uno de tipo político: el referéndum significa una manera que tenemos los ciudadanos como dueños delpoder de acompañar a nuestros representantes en la toma de decisiones deespecial trascendencia para el país.

Ya sea como derecho fundamental, ya sea como instrumento político, el referéndum puede generar beneficios importantes. Pero el grado de consecución de beneficios dependerá, principalmente, del grado de la calidad del voto que se emita como de la calidad de las propuestas que se nos consulte.

¿Cómo se presenta el panorama actual de cara al Referéndum que se llevará a cabo el día domingo?

Pienso que hay razones para no ser demasiados optimistas respecto del referéndum del domingo. Primero, porque es alto el nivel de desinformación que aún existe en la población sobre las propuestas de reforma constitucional que se nos consultará. Y esto se debe aque, salvada la propuesta sobre prohibición de reelección inmediata, que es una propuesta esencialmente política, el resto de propuestas son técnicas; y se debe también a que no ha existido un debate público y masificado que permita formar la opinión pública. Lo que ha habido en alguna medida es propaganda de cómo votar, iniciada por el Presidente Vizcarra y difundida por los medios decomunicación. Nuevamente, parece, será la consigan desinformada la predominante en la emisión del voto. Y en segundo lugar, es posible reconocer deficiencias de calado en las propuestas de reforma. Parece que ellas han sido formuladas de modo apresurado, y sus contenidos aparecen como insuficientes cuando no inidóneos para atender eficazmente los problemas que pretende atacar.

 Si se logra aprobar los proyectos de ley que modificarían la Constitución ¿se lograría mejorar el sistema de representación? ¿Se lograría fortalecer el sistema democrático a fin de recuperar la confianza de la población en las instituciones públicas?

Todos debemos ser conscientes que los problemas de este país no se solucionarán con leyes, aun cuando fuesen muybuenas leyes de reforma constitucional. Por una razón muy sencilla: la ley necesita ser aplicada, y puede ser desvirtúa, desnaturalizada o inaplicada por el concreto operador jurídico.

Dicho esto, pienso que hoy la representatividad en el Perú tiene dos importantes deficiencias. Una es la cantidad: la ciudadanía se encuentra subrepresentada,actualmente por cada poco más de 240 mil representados tenemos un representante al Parlamento. La otra es la calidad: en los últimos parlamentos peruanos ha predominado, siempre con honrosas excepciones, parlamentarios sin la calidad moral ni profesional para gestionar de modo efectivo el interés de todos.

Siendo esta la realidad, la reforma plantea aumentar en 50 el número de representantes, sin solucionar ni de lejosel problema de subrepresentación; y prohíbe la reelección inmediata de modo que impide que el escasísimo parlamentario moral y profesionalmente idóneo no repita como parlamentario. Unverdadero contrasentido.

Por desgracia, no parece que de la reforma política que se nos consultará se pueda esperar un fortalecimiento nide la cantidad ni de la calidad de la representación política y, consecuentemente, no parece se pueda esperar un mejoramiento de la confianza de la población en sus representantes. Nuestra democracia seguirá siendo una democracia hueca, con instituciones débiles y muy intensas decepciones.

 ¿El referéndum era la medida más adecuada para hacer frente a la corrupción y construir un sistema judicial más eficaz, oportuno, transparente y eficiente?

El referéndum en sí mismo, como dije al inicio, es un instrumento valioso que puede brindar muchas e importantes ayudas al país. Las propuestas que trae consigo este concreto referéndum del 9 dediciembre, me parece que no responden a las verdaderas necesidades del país y consecuentemente, de la aprobación de tales propuestas no se esperarían cambios importantes ni en la política ni en la judicatura, y muy probablemente dentro de pocos años nuevamente se intente una nueva reforma.

Esto puede ser peligroso, porque políticamente el Presidente Vizcarra ha presentado al referéndum y las propuestas que trae consigo, como la solución de nuestros males, especialmente el de la corrupción en la política y en la magistratura; de modo que si esos males no son atacados efectivamente el descontento que genere en la población puede ser muy intenso y potencialmente desestabilizador.

Ojala que todos seamos conscientes de que la única manera de conseguir una efectiva lucha contra la corrupción y contra todos los males que hoy nos aquejan, es comprometiéndonos todos, también la ciudadanía y no solo los políticos, en trabajar con honestidad poniendo todo nuestro esfuerzo en cumplir a cabalidad nuestras obligaciones, en respetar sin escusa las reglas morales y las reglas jurídicas. Sin el compromiso ciudadano, ni la mejor reforma constitucional conseguirá superar los problemas del país que hoy, por desgracia, impide reconocernos como una comunidad desarrollada.

REFERÉNDUM HORA CERO: Entrevista al Dr. Carlos Hakansson

¿En qué consiste el Referéndum convocado por el actual presidente? ¿Por qué es tan importante?

El referéndum del próximo 9 de diciembre es una iniciativa popular convocada para,aprobar o no, un conjunto de reformas constitucionales; sin embargo, laoportunidad y contenido de las preguntas pueden producir un severo daño alsistema político.

La institución del Presidente de la República, en su calidad de jefe de estado quepersonifica a la nación, recurre a las instituciones de democracia directa comoel referéndum, o plebiscito, cuando considera que una decisión es de talenvergadura que resulta insuficiente contar con una mayoría parlamentaria,propia o por coalición con otras bancadas, dado que sus consecuencias puedenafectar sensiblemente a la nación en el futuro. En esos casos, el ejercicio dela democracia representativa necesita la fuerza de un claro respaldo políticode la ciudadanía; por eso, la propuesta de cambios constitucionales al ConsejoNacional de la Magistratura, el financiamiento público a los partidospolíticos, la no reelección de congresistas y el retorno a la bicameralidad,resultan siendo discutibles para ser ratificadas por referéndum por tratarse detemas que exigen un estudio más detenido para su aprobación e implementación;siendo el Congreso, como titular para ejercer la reforma constitucional, elespacio adecuado para llevar a cabo su discusión y decisión final.

Aprobar una Constitución, el acuerdo de paz con un grupo guerrillero, la independenciade un territorio o la decisión de retirarse de un relevante organismo deintegración, son algunos ejemplos que un jefe de estado debe, después dedecidir, confirmar mediante un mecanismo de consulta popular. No saberdistinguir cuando es oportuno convocar un referéndum, podría en el futuroterminar afectando la democracia representativa.

2. ¿Cómo se presentael panorama actual de cara al Referéndum que se llevará a cabo el día domingo?

De acuerdo con las encuestadoras de opinión pública, sólo el retorno a la bicameralidad será rechazado por más de la mitad de los electores; en cambio, el financiamientopúblico a los partidos, la selección nombramiento y ratificación de jueces através de la denominada junta nacional de justicia y la no reelección decongresistas, serían las preguntas aprobadas para el próximo 9 de diciembre.

La información sobre el contenido del referéndum ha competido con el ruido político, así como las diversas noticias policiales, deportivas y de espectáculos. Por eso, salir a votar como se sugiere y piensa que será el resultado, producirán unas consecuencias que, ante la tardía y poca información, sumada a la intención de acudir a las urnas con rapidez y frivolidad para evitar la multa, nos terminará pasando factura en el mediano y largo plazo.

3. Si se logra aprobar losproyectos de ley que modificarían la Constitución ¿se lograría mejorar elsistema de representación? ¿Se lograría fortalecer el sistema democrático a finde recuperar la confianza de la población en las instituciones públicas?

El primero de los efectos será el nuevo Congreso que se instale el año 2021, llenovde rostros nuevos, algunos conocidos que no fueron congresistas en el último lustro, pero ellos serán la minoría; los mejores parlamentarios que tenemos,con más años de experiencia en el ejercicio de la labor congresal, quedaránfuera del hemiciclo para la discusión política.

Los frutos de la junta nacional de justicia se conocerán en el largo plazo, pero nos queda la duda si gran parte del problema se encuentra en la necesidad de fortalecer la independencia e inamovilidad de los jueces; una evaluación cada tres años y medio, sumada a la ratificación cada siete, generará mayor presiónen una judicatura con sobrecarga de trabajo. Finalmente, el sostenimiento económico a los partidos políticos con nuestros impuestos no garantizará suarraigo nacional, pues de ello dependen más las ideas y formación política quelos recursos financieros.

4. ¿El referéndum era lamedida más adecuada para hacer frente a la corrupción y construir un sistemajudicial más eficaz, oportuno, transparente y eficiente?

Podemos apreciar varios aspectos que giran alrededor del referéndum para el próximo 9 de diciembre, el Presidente propuso la consulta popular, la forma de producirse en medio de tensiones políticas y el contenido de las preguntas que dejan más dudas que luces y, en su conjunto, nos parece poco meditada para pensar que suéxito pueda producir un resultado favorable al funcionamiento del sistema político.  Dado que la visión que se tiene de la política es solamente decorto plazo, nos llama la atención que, faltando poco tiempo para el bicentenario, en vez de convocar una consulta popular sin mayor reflexión, no se hayan creado las bases para impulsar desde el Congreso un profundo debate sobre el estado actual de todas las regiones. Ha pasado el tiempo y no seaprecia un progresivo desarrollo de las regiones, mejoramiento de los serviciosde salud, educación, seguridad, infraestructura y un crecimiento ordenado delas provincias; un problema que incluso afecta a la capital, con actuales problemas de infraestructura y servicios básicos

A casi veinte años de configurado un nuevo mapa político territorial del Perú, los resultados de este proceso deben discutirse a profundidad y pensar en su revisión para mejorarlo y promover una descentralización con desarrollo en todo el país; por eso, a casi cumplir doscientos años de república, debemos poner prioridad en realizar las reformas necesarias para reconducir el proceso de regionalización, una forma menos populista para preparar el bicentenario y, a la vez, el primer paso real para comenzar a mejorar nuestro sistema político.