Deber de prevención en el trabajo a distancia

Décimo Quinta Edición

Deber de prevención en el trabajo a distancia

Por: Claudia Seminario Gómez

Sumilla

La pandemia de Coronavirus (en adelante COVID-19), cambió nuestra vida de un momento para otro y el derecho no es ajeno a esta situación. En el ámbito laboral, muchos empleadores se vieron obligados a utilizar el trabajo a distancia (trabajo remoto o teletrabajo según corresponda) para puestos cuyas funciones son compatibles con esta modalidad.

Sin embargo, para que el trabajo a distancia sea atractivo para el empleador y los trabajadores, ahora y una vez culminada la pandemia, requiere algunos ajustes normativos, entre ellos, los referidos a la seguridad y salud en el trabajo. Al respecto, tanto en la normativa del trabajo remoto como en el teletrabajo no queda claro cómo el empleador debe prevenir la ocurrencia de accidentes respecto de un ambiente de trabajo que no conoce y que está fuera de su control. En todo caso, ¿qué debe hacer un empleador diligente? Por otro lado, ¿todo lo que ocurre en el ambiente de trabajo a distancia califica como accidente de trabajo? Asimismo, ¿es posible hablar de enfermedades ocupacionales como consecuencia del trabajo a distancia?

En este artículo se responderán las preguntas antes señaladas mediante la interpretación conjunta de las normas que regulan el trabajo a distancia, así como las de seguridad y salud en el trabajo.

PALABRAS CLAVE: Coronavirus, teletrabajo, trabajo remoto, seguridad y salud en el trabajo, deber de prevención, accidente de trabajo, enfermedad ocupacional.